Inicio | Vida | Febrero de 1996 | Causa | Los Responsables | Imágenes | Cartas | Actividades | Comunicado de Prensa | Adhesiones | Conferencia de Tabasco | Contacto


Los papás de Marcela, Nora y Eduardo Iglesias habían hecho tratamientos durante seis años para ser papás. Luego de una larga espera, supieron que Marcelita iba a nacer. Empezaron a comprar todas las cosas, miraban el moisés como si ella ya estuviera ahí. La acunaban en su corazón aun antes de haberla visto, y cuando llegó sintieron que era la luz, el sol, todo.
Marcela nació el 19 de octubre de 1989. Su abuelito le escribía: "Naciste en plena primavera, en época de floración, igual que las flores perfumas y conquistas con tu gracia.simpatía.dulzura que llevas en tu corazoncito." En noviembre del año siguiente daba sus primeros pasitos.
Marcela creció en el seno del amor de su familia. Era una nena muy cariñosa y muy dulce con sus papás, sus abuelitos, sus tíos y primos. a todos lados iba acompañaba por su peluche favorito, Osi Rosi. Su maestra decía que cuando los demás chicos peleaban, ella iba y ponía paz para que todo tome otro rumbo, la llamaba "caramelito de miel" por lo dulce y buena.
Marcela tenía muchos sueños, entre otras cosas contaba que quería ser "profesora de mapas" como su tía, que es profesora de geografía, y que quería ser veterinaria para salvar a los pingüinos que mueren por el petróleo. Estaba siempre preocupada por la naturaleza. Jugaba, cantaba, dibujaba y estaba aprendiendo a jugar ajedrez. En marzo de 1996 empezaría la escuela primaria
Pero todos sus anhelos se truncaron en un segundo.